STATEMENT

Infancia, adolescencia y adultez son algunos de los ejes que atraviesan mí obra. Recuerdos personales que entran en diálogo con las fibras del imaginario colectivo: así mi propia vivencia y la del público se va tejiendo a la par, conformando una urdimbre colaborativa en la que lo onírico y lo real se entremezclan. ¿Distopías, utopías, realidades o fantasía? La multiplicidad de planos y la infinitud de percepciones habilitan un universo en el que lo bello convive con lo horrible; lo pulcro con lo puerco; lo colorido con lo gris; lo triste con lo alegre. La dualidad hace pendular la balanza. ¿Equilibrio o desequilibrio? No lo sé. La tragicomedia nos acompaña día a día y, yo elijo que sea cruda y colorida. Pues el mundo fue y será una porquería, ya lo sabemos, pero en el afán esperanzador de que sea más amable vivir en él, mi obra se va moviendo en esa constante paradoja creadora.